Libros gratis onlineEn Mundocuento.com encontrarás libros gratis online, ya que está optimizado para facilitar la lectura a través de tu smartphone o tablet, para que puedas leer las obras en cualquier lugar. Podrás llevar tucolección de novelas por entregas en tu bolsillo donde quiera que tú vayas.


Plataformas crowdfunding Todo lo que no te contaron. Nos muestra cuál es la realidad tras el crowdfunding y nuestras opciones reales de tener éxito. Os contaré mi propia experiencia sobre una investigación realizada en todas las plataformas crowdfunding del momento. Veremos cómo en cierto modo se trata de un sistema en que para ganar necesitan un perdedor; Que el fundamento de sus bases se basa en unos principios ideales que finalmente no se cumplen; Que la respuesta sociológica no es la proyectada, y antes que adaptar la empresa a esa respuesta, tratan de que sea el cliente quien asuma esa diferencia entre la realidad y los fundamentos de la empresa. Pero vayamos por partes:

Hoy vamos a analizar una nueva tendencia denominada plataformas crowdfunding. Muy atractiva, muy novedosa y fascinante alrededor de la cual se están construyendo muchas empresas. Veremos cómo casi todas ellas se construyen invariablemente bajo el mismo formato, aunque no funcione, y cómo otras sí han hecho el esfuerzo de adaptar su metodología y filosofía a la realidad social, pero para ello han pagado un alto precio.

 Pero lo primero es responder a la pregunta: ¿qué es crowdfunding? Cuando hablamos de crowdfunding hablamos de mecenazgo. Se trata de una propuesta valiente y solidaria mediante la cual, nosotros, que podríamos ser los creativos que han desarrollado alguna cosa novedosa; Hemos escrito un libro, hemos inventado un nuevo soporte digital o una marca gráfica; Pero sin presupuesto para desarrollarlo, usaríamos este proyecto para que el ciudadano de a pie lo financiara en pequeñas porciones.La casa de los locos

Plataformas crowdfunding, ¿qué son?

Definimos nuestro proyecto en la web. Cuánto dinero necesitamos y en qué conceptos vamos a invertirlo y a esperar. Las plataformas crowdfunding están en la red y son visitadas por miles de personas deseosas de gastar un dinero, que no tendrá una devolución para que un desconocido cumpla su sueño.

El concepto de plataformas crowdfunding se vende como una idea revolucionaria para desarrollar grandes proyectos intelectuales gracias al clásico mecenazgo. Los mecenas esta vez son los ciudadanos de a pie, que hacen un ejercicio solidario sublime, potenciando las artes, la cultura y la ciencia. Es una idea muy bonita y por la que sin duda vale la pena apostar, pero antes de levantar una de estas empresas es necesario hacer un testeo social, y puesto que la empresa se fundamenta en un valor sociológico puro, para su diseño y desarrollo deberían contratarse sociólogos antes que especialistas en marketing. Debería hacerse un testeo previo gracias al cual obtuviéramos un resultado estadístico sobre la realidad y adaptar después nuestra idea de empresa a esa realidad para que funcione realmente.La casa de los locos

La realidad sobre las plataformas crowdfunding

Pero, ¿cuál es la realidad que nunca te contaron acerca de las plataformas crowdfunding? Cuando publicamos un proyecto no vamos a encontrar una marea de gente decidiendo en qué va a invertir sus 10€ de marzo para su crowdfunding mensual. No digo que no existan usuarios con el espíritu auténtico del mecenazgo, que sí los hay y hay que agradecer enormemente su altruismo, pero esos usuarios representan a lo sumo el 3% de la inversión que necesitamos. Pero si en las webs de crowdfunding vemos casos de éxito, ¿de dónde sale el dinero entonces? La respuesta es sencilla. De donde siempre. De familiares, de amigos y de nuestro propio bolsillo.

Para empezar, cuando hacemos la campaña y la tenemos lista y lanzada al gran público, se nos advierte de dos principios fundamentales que de no darse, difícilmente saldrá adelante. 1) Que tenemos que conseguir (nosotros) que en las 24-48 horas se produzca la mitad de la inversión y 2) que debemos darle muchísima difusión en nuestras redes sociales.

Finalmente esto se traduce en que durante esas primeras 24-48 horas, haremos nosotros mismos la mitad de la inversión o fracasaremos en el proyecto, porque como bien dice el responsable de comunicación de la empresa, la gente necesita ver que el proyecto es una revolución para dar su dinero e invertir en ello.

Respecto al segundo punto, ¿por qué es tan importante que seamos capaces de demostrar que somos capaces de mover una marea humana en las redes? Sencillamente porque el dinero restante lo van a aportar nuestros propios contactos, fundamentalmente de nuestro círculo más cercano.La casa de los locos

Las cuentas sobre las plataformas crowdfunding

Es importante advertir que cuando se nos pide que seamos capaces de demostrar nuestra influencia en redes sociales, realmente se nos piden datos sobre seguidores y alcance real (la conversación a la que se hace referencia pertenece a una empresa real).

Con todo esto tenemos un 3% de la financiación aportado por la plataforma crowdfunding y un 97% aportado por nosotros mismos. Pero ya hemos llegado al momento final y hay que hacer caja y deberemos pagar a la plataforma crowdfunding entre el 10 y el 15% de todo el dinero recaudado gracias a su servicio. Pero ¿cuál ha sido realmente el servicio prestado?

La prestación de un espacio en su web que funciona como escaparate para conseguir un 3%, y un modo formal de pedir a nuestro círculo cercano el resto del dinero. Antiguamente escribiríamos el libro (por ejemplo), calcularíamos los costes de producción (unos 3.000 euros) y pediríamos a nuestra familia que en navidad nos regalara dinero porque tenemos este proyecto que queremos sacar adelante y conseguiríamos el mismo resultado, solo que de una forma más cálida.

El crowdfunding es por tanto una forma de pedir ese dinero a nuestra familia a través de una pantalla. Nuestro proyecto no va a ser más serio por ello, probablemente decepcionemos a mucha gente que habría esperado que hiciéramos la petición de otra manera y a la plataforma le hemos aportado una rentabilidad del 300-500% sobre lo que realmente han aportado ellos.

La casa de los locos

Cómo se desarrolla

La plataforma de crowdfunding tiene la difícil tarea de crear y mantener una imagen y un prestigio fundamentados en una realidad que no es tal. Para ello necesitan mostrar muchos casos de éxito, por lo que, de una forma o de otra nos harán demostrar que contamos realmente con la capacidad de mover a la marea humana.

Desde que ponemos el proyecto en el semillero y cada votación es una gotita, hasta mándanos informes justificados de cuál es tu alcance social. De hecho, de ser aprobado el proyecto y pasar los días sin conseguir al menos ese 50%, se pondrán en contacto con nosotros haciéndonos ver que se sienten defraudados, que nuestro alcance no era tal y que tienen un prestigio que mantener y que ponemos en peligro (datos de conversación real).

Tal y como extraigo de mi propia experiencia en varias de estas plataformas crowdfunding, lanzando campañas solo en los círculos de interés a los que el proyecto estaba dirigido, sin realizar ninguna inversión personal y consiguiendo no más de un 25% de la financiación gracias a que finalmente los círculos próximos vieron la campaña en la red.

Por último, la última mentira del crowdfunding es el hecho de que el sistema no se sostenga si no ofrecemos regalos por la aportación. Podemos disfrazarlo como algo muy simpático: si aportas 15 euros te regalo un ejemplar de mi libro, pero debemos advertir que esos regalos pueden llegar a suponer el 75% de la inversión realizada.La casa de los locos

Conclusiones finales sobre las plataformas crowdfunding

Por lo tanto, si estamos pensando en realizar una campaña en plataformas crowdfunding debemos tener presente lo siguiente:

  1. La mitad del presupuesto saldrá de nuestro bolsillo.
  2. Prácticamente el resto saldrá de los bolsillos de nuestros conocidos.
  3. Para presupuestar la campaña debemos subir el precio entre un 50 y un 75% para pagar los regalos que prometemos.
  4. Después tenemos que volver a subir el precio un 10-15% para pagar a la plataforma.

Con todo ello, si necesito 3.000€ para editar mi libro o lanzar mi nuevo soporte tecnológico, tendré que pedir en realidad un mínimo de 6.750€, de los que 3.375€ los tendré que conseguir en 24-48 horas, si es necesario ponerlo yo y el resto lo pondrán mis familiares.

Pongamos por caso que hacemos una campaña muy inteligente y que los premios se basan en el propio soporte y no implica más que el gasto de producción, por ejemplo, regalo de ejemplares de mi libro. Podríamos hablar de un monto total de 5.600€ frente a los 6.750€. En cualquier caso, como siempre, cuando sacamos la calculadora desvelamos el misterio.

Pero claro, no es así en todos los casos. Si por ejemplo fuéramos un partido político o colectivo que arrastra masas de personas, como movimientos asociativos, seguramente no tendríamos mayor problema en conseguir la financiación, sin poner dinero nosotros mismos, aunque claro, la aportación seguiríamos haciéndola nosotros a través de nuestros seguidores y no las plataformas crowdfunding.La casa de los locos

Plataformas crowdfunding con valores

Pero, ¿no hay empresas que trabajen bien el concepto? Efectivamente las hay. Hay empresas que han hecho la lectura sociológica correcta de la realidad del mercado y han convertido el modelo, pero como decía anteriormente han pagado un alto precio por ello.

Hablamos de empresas que se ofrecen sencillamente como plataforma para la recogida de dinero; por ejemplo para un cumpleaños, un fin solidario o un evento de una asociación. Estas plataformas se basan en la petición de una cantidad de dinero fija a usuarios determinados que conocen y comparten el fin de la campaña.

Evita tener que pasar casa por casa. Pone en contacto a personas de todo el país para realizar en común un proyecto común. Este tipo de empresas las destaco porque para empezar son honestas consigo mismas. El alto precio que han pagado es sencillamente que su potencial de ventas se reduce drásticamente con respecto a las otras hasta alcanzar el valor real del mercado en el que se encuentran y no uno hinchado e irreal.

No cito plataformas porque no pretendo lanzar una acusación directa a nadie. Solo quiero hablar de una tendencia de mercado y orientar con ello a los lectores.La casa de los locos

Años 50, Estados Unidos. Un joven psiquiatra recién graduado se enfrenta a su primera experiencia en un centro olvidado por el gobierno. Los pacientes, con sus singulares teorías pondrán a prueba la cordura de Adam Smith hasta hacerle perder todo apego con la realidad.Libros gratis online

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn